Talleres: Apreciación Cinematográfica y Cine y Pensamiento Crítico en FCPyS/UNAM, 2017

16 01 2017

cartel

Inscripciones en el Departamento de Difusión de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM del 23 de enero al 3 de febrero de lunes a viernes de 10:30 a 14:00 hrs y de 17:30 a 19:00 hrs.

Consulta la página de la FCPyS http://www.politicas.unam.mx
Dirígete al Departamento de Difusión de la FCPyS edificio “G”, 1 er. Piso
Correo electrónico: talleresextracurricularesfcpys@gmail.com

Aca la oferta de todos los talleres extracurriculares

https://seguridad.politicas.unam.mx/proyecto/talleresextra/programacion/

 





CHAMBELÁN DE TUS XIII … Álbum del recuerdo del 13avo. Festival Internacional de Cine de Horror de la Ciudad de México: Macabro.

11 08 2015

10449978_10152542989445970_1868152730849058565_nEs tarde de sábado y has pasado horas jugando con los amigos en el parque, jugando fút o beis en el patio, o con tu perro… o practicando algún deporte, tal vez sólo caminando con rumbos de no sé dónde, no sé cuando. Otra opción en el menú de sensaciones es que sea el final de una larga semana laboral afortunadamente pausada por el atardecer de ese día, es cuando hay que dejar salir la saturday night fever a contagiar las pistas de baile… en otra ocasión… por el momento mejor quedarse a ver en Internet, devedés o blureis (que decir de las joyas que perduran en videocasete) alguna de esas películas de intensidad en entretenimiento, efectos visuales, diversión o chabacanería, te pones cómodo en el sillón, las palomitas listas para comenzar a rumiar el ritual del masaje audiovisual y sumergirse en esa otra dimensión, así nos sentimos aunque sea un medio día soleado entre semana cada vez que acudimos a ver alguna película del Macabro Film Festival que desde 2001 tiene su sede “nuclear” en la Cineteca Nacional de México aunque durante todo el año “estalla” expandiéndose de manera considerable por varios puntos y sedes de México. Cabe mencionar que en Macabro saben tanto por viejos como por diablos pues además de ser un festival de cine especializado es también uno de los más longevos en la creciente escena de los festivales cinematográficos en México, Macabro sabe renovarse y seguir como los muertos vivientes, airosos en el campo, fieles a su propuesta enfocada a la exhibición, difusión, generación de vida y contenidos culturales alrededor del cine de horror, suspenso, fantástico y de género.

El verano de 2014 durante el cumpleaños XIII de Macabro fui uno de sus chambelanes ya que participé además de como parte del jurado para reconocer al mejor cortometraje mexicano en competición del festival, como curador de la muestra de cine de horror y lucha libre Terror del Rudo -compuesta por diez largometrajes y cuatro cortos- y coordiné junto con el festival un merecido y muy emocionante homenaje para Tinieblas, el Capitán Aventura, el cual acompañado de su fiel Alushe, recibieron el cariño y reconocimiento del público reunido para la apertura del festival en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, que retumbo hasta sus cimientos por la ovación que este par de íconos de la cultura popular mexicana recibieron por parte del público, al aparecer sobre el escenario para que Edna Campos, directora del festival, les entregara un reconocimiento, también gozamos en ese clásico recinto capitalino con la proyección de The Curse of Styria (Hungría-EUA) con la presencia de su director el mexicano Mauricio Chernovetzky, una película que rescata el espíritu y ambientación gótica de la novela escrita en 1872 por Joseph Sheridan Le Fanu, Carmilla, historia de vampiros, de la cual se drena al lenguaje fílmico algo del erotismo sostenido en el misterio y en el amor lésbico propuesto por la sutil escritura del irlandés especialista en el misterio, también autor de In a glass darkly relato en que se basó el mago de la luz, el sueco Carl Theodor Dreyer para filmar en 1932, Vampyr.

Al otro día comprobamos que gozamos más al ver estas películas en el gozoso marco que brindan los festivales, muestras, jornadas, cine clubes o festivales, verdaderas fiestas del cine en que en el más afortunado de los casos es posible convivir tanto con los hacedores como con los cazadores de imágenes, así sucedió al arrancar con la muestra Terror del Rudo en el Cinematógrafo del Chopo con una de las películas favoritas de el enmascarado de plata, Santo contra el Doctor Muerte (Rafael Romero Marchent, México-España, 1973) y por la noche, en la Cineteca Nacional conocimos al artista y cineasta surgido de la escena punk Angelina, Charles Pinion quien nos presentó su divertida e interesante cinta en 3D estereoscópico, AmericanMummy, que nos encantó por ser una delicia de rigurosidad con los lineamientos y estética del slasher film, y aún más con el “cine de momias” o de “horror arqueológico” American Mummy después del festival fue rebautizada como Aztec Blood, cumple con todos los requisitos para ser una buena película de entretenimiento, trama intrigante (la maldición de Tezcatlipoca es liberada en forma de un virus de una tumba por una expedición arqueológica), personajes bien caracterizados -las chicas sexys, el científico-agente loco de Europa del este-, la expedición de universitarios y una momia azteca encontrada en Nuevo México, por supuesto, enterrada en esos lares en tiempos que se suponen muy anteriores al nacimiento de los conceptos de naciones y estados naciones, Aztec Blood nos hizo reflexionar sobre el papel de las leyendas, la mitología, la historia y la fantasía como poderosos elementos de cohesión entre los pueblos y los territorios más allá de las fronteras, para nosotros este filme es una manifestación más de los varios fenómenos en que observamos ciertas fusiones, fenómenos o compartimentos culturales en América del Norte, entre México, EUA y Canadá, fenómenos de toda índole que véase o júzguese bueno o malo, superan con facilidad las líneas divisorias -por si hubiese que extender los ejemplos ahí tienen lo tratado en el documental Narcocultura realizado por Shaul Shwarz entre Ciudad Juárez y El Paso en 2012. Siguiendo dentro de esa línea de mestizaje fílmico se exhibió también El Matador (México, 2013) de Gigi Saul Guerrero, chilanga residente en Vancuver cuyo nuevo cortometraje El Gigante (Canadá, 2014) está programado para el Macabro XIV, un audiovisual que vale la pena ver en la gran pantalla  y que transmite toda la potencia que se obtiene al desayunar gringas con harta salsa de maple canadiense…

Albi-grises y Mamula.

Un par de películas que nos gustaron, tal vez por el resultado que al parecer puede obtenerse de lo que se aprecia como un excelente trabajo en el diseño de producción y un manejo en los ritmos narrativos, impregnados totalmente de una tonalidad neogótica fueron las argentinas El Día trajo la Obscuridad (2013) de Diego de Salvo que ganó el premio al mejor largometraje del festival y que aún inscribiéndose en una cierta oleada mundial de cine de vampiros adolescentes se aleja de clichés y dota de una esencia que parece emerger de su estética y de los recursos obtenidos al cultivar el suspenso como lenguaje, lo mismo aplicaría para La Segunda Muerte (2012) de Santiago Fernández que nos gustó un poco más por la originalidad de su historia (y de su villana) que escarba en lo religioso, los sobrenatural, el thriller y el cine negro de marcadas tramas y personajes policiales.

Fotograma de La Segunda Muerte (Santiago Fernández Calvete, Argentina, 2012)

Fotograma de La Segunda Muerte (Santiago Fernández Calvete, Argentina, 2012)

También vimos Mamula (Serbia, 2014) de Milan Todorovic, una historia basada en las leyendas populares y la historia de Europa del este, pues resaltando el lado más siniestro de las historias de sirenas, su belleza y cantos fatalmente seductores, se toma el nombre y los escenarios de la isla Mamula, en el Mar Adriático en Montenegro, que posee un fuerte construido en el Siglo XIX, y que durante la Segunda Guerra Mundial adquirió un cierto halo lúgubre, al convertirse en una prisión de tortura del ejército italiano. Una de sus protagonistas, la también modelo Kristina Klebe, invitada especial, estuvo presente en la proyección para charlar con el público.

Cortos Macabros.

Como mencionaba al inicio fui jurado para buscar el mejor cortometraje mexicano de esta edición, junto con los cineastas Alejandro Iglesias y Pedro G. García, varios trabajos y sus escenas perduran poderosamente en la memoria, en lo personal fue un gusto apreciar un avance en la calidad de producción en muchos de los cortometrajes participantes sobre todo en el sector universitario y de escuelas de cine, en décadas anteriores todos estos “ejercicios” eran mayoritariamente un fiasco, creo que algunos cineastas de las nuevas generaciones han sabido sacar provecho del alcance a nuevas tecnologías para la producción cinematográfica conjugándola con talento, profesionalismo e ideas propias y acertadas; tal vez la línea general que guardan entre sí muchos de los cortos de ficción participantes es la mirada hacia cotidianidad del horror dentro de la cultura global del miedo, cuando el horror está más cerca de lo que creemos, cuando se deja sentir en nuestras calles y en casa, cerca de los seres queridos, este tratamiento basado en un cierto espíritu fatalista “de actualidad”, se sugiere sutil o bestialmente en los cortos El Huésped (Carlos Méndez, 2011), Fenómeno-El Efecto Poltergeist (Leonardo Arturo Domínguez, 2013), Bendición de Madre (Lex Ortega, México, 2013) o M is for Mobile (Gabriel Guzmán Sánchez, 2013);  entre mis favoritos están: Al Morir la Vie (2014) de Alex Agüelles producido por el CUEC, que entreteje la ficción y la animación con buen ritmo para lograr narrar una historia de viajes entre la vida y la muerte, Obscuro (2014) de César García de actualidad brutal al mostrar que la semilla de la violencia tal vez se encuentre en el desentendimiento ante el dolor ajeno y en el dejar pasar, y El Mariachi Loco (2014) de Oliver Izquierdo Gorostieta que nos muestra al psicópata asesino del cine más mexicano que hayamos visto antes, del que se antoja ver un largo o una serie, idea que se sugiere más clara en Kiss of Vengance (Fernando Barrera, México, 2013) con su tarantinesca heroína. Y por supuesto el ganador al mejor cortometraje y dos menciones honoríficas curiosamente estas últimas considerados también en los premios Ariel de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas 2015: Ulterior (2014) de Sandra Mahute (en los Ariel el corto estuvo nominado como mejor cortometraje documental) y El Modelo de Pickman (2014) de Pablo Ángeles, basada en el relato corto de H.P. Lovecraft, cuyo uso de las voces en la lengua original inglesa del escrito lo dota de algo muy genuino al audiovisual (este corto gano el Ariel al mejor cortometraje de animación). Pero el gran ganador del Premio Macabro de Jade a mejor cortometraje fue I’m Candy de J.B. Minerva (2013) con excelente producción, sobria, fresca, con una fotografía sólida y un ritmo que logra un suspenso al estilo de “horror psicológico” con niños siniestros de los años ochenta, la mezcla ruso-tapatía (hablada en ruso, rodada en guanatos) se impuso. En los cortometrajes no todo fue ficción también hubo documentales, uno que provoca una perturbadora sensación es Los archivos de Santa Teresa (2013) de Ricardo Velasko sobre la escena del performance y la escena cultural satánica-underground en México sobre todo en los años noventa.

Familiar de Richard Powell (EUA, 2012) y la ganadora del Premio Macabro de Onix en la categoría de mejor cortometraje internacional, Selfish People de Jaebin Jan (Corea del Sur, 2013) también van por la misma vía de recrudecer la cotidianidad y el uso de teléfonos celulares, Iphones, facebook y otras tecnologías que se han incorporado en algunas ocasiones elementos claves en las tramas de algunos de los cortos que compusieron los 9 programas con cortometrajes de México y el mundo que Macabro ofreció en 2014 a su público.

Propuesta Macabro.

Algo de lo que más atrajo nuestra atención fueron algunos títulos de las funciones integradas en el programa denominado Propuesta Macabro, una especie de “zona especializada” en los programadores colocaron una selección de documentales y recopilaciones sobre el cine de género, de dos de ellos Más Allá del Mall (Miguel Alvear, Ecuador, 2010) y el documental Frankenstein no asusta en Colombia (Erick Zuñiga, Colombia, 2013) hemos escrito en otra ocasión, dos proyectos fílmicos que nacieron cada uno por su parte a partir de investigaciones sobre cine; otros documentales incluidos aquí fueron Slice and Dice de Calum Waddell (Reino Unido, 2012) sobre el cine slasher y sobre el arriesgadísimo oficio: The Stunt (Sathanapong Limwongthong, Tailandia, 2013) así como la delirante recopilación, scratch film o película de apropiación de Joe Dante, Trailer War (EUA, 2012) solo para estómagos y miradas todo terreno…

Terror del rudo y el regreso de Satán…

DSC_0266 (2)

Satán, La Momia Gigante/Tinieblas, el Capitán Aventura. Foto: Samantha Martínez.

Por iniciativa en conjunto Macabro y su servilleta, como investigador independiente decidimos realizar una muestra del cine que mezcla el horror y la lucha libre para incluirla en la edición XIII, para ello nos dimos a la tarea, desde meses antes del festival de enfocarnos en una investigación que arrojó la contabilización de setenta y dos títulos en total de este tipo de cintas, una curaduría de diez títulos y 5 largometrajes para la muestra exhibida, además del libro también llamado Terror del Rudo, el cine de horror y lucha libre coeditado con Samsara Editorial. Pero los eventos más ansiados y esperados por el público del festival fueron en los que estuvo presente Tinieblas, El Capitán Aventura, quien así pudo convivir con un público que le adora como a un maestro Jedi o siniestro Shit, ya sea como Tinieblas o como Satán. Uno de esos eventos, mencionaba, fue el homenaje que recibió en el Teatro de la Ciudad durante la apertura del festival, otro fue la charla denominada Terror del Rudo: Tinieblas, El capitán Aventura vs The Killer Film, el crítico enmascarado en la Cineteca Nacional el jueves 28 de agosto de 2014, evento en el que el gigante sabio utilizó una máscara que mezcla su tradicional diseño negro con dorado con el de Satán, la momia gigante, villano al que dio vida en la película Las Momias de Guanajuato (Federico Curiel, México, 1970) proyectada al finalizar esta presentación en la que la leyenda de la lucha libre contó pormenores de su carrera de cuarenta y cinco años como atleta, stunt, extra de cine, luchador y actor de televisión, apoyados con un audiovisual en el que exploramos junto con un público bastante entusiasta la faceta poco explorada, el lado B del héroe, pues Tinieblas tiene una destacada trayectoria interpretando a villanos y seres extraños del cine como son una obscura silueta humana en La Puerta y La Mujer del Carnicero (Luis Alcoriza, México, 1968), el mencionado Satán la Momia Gigante, Frankenstein en Santo y Blue Demon contra los Monstruos (Gilberto Martínez, México, 1969) o la momia egipcia en Kalimán, El Hombre Increíble (Alberto Mariscal, México- Egipto, 1972), entre otros papeles, además de ser el doble de Tarzán, para la afamada serie de televisión protagonizada por Ron Ely. La memoria de esa charla y algunas imágenes de tal encuentro quedaron consignadas también en el libro Terror del rudo del cual tendremos una segunda presentación dentro del Festival Macabro XIV, el 21 de agosto de 2015 a las cuatro de la tarde en el Centro Cultural Carranza, como parte de los eventos y proyecciones que los macabros chilangos ya esperan año con año. Así fue el vals que bailamos en el cabalístico e insigne cumpleaños XIII de Macabro, de mucho nos perdimos pero gracias a la constancia en el equipo de trabajo de Macabro tendremos nuevas oportunidades de seguir sus secciones y propuestas, que lo mejor esté por venir y la locura perdure en la edición XIV.

The Killer Film, el crítico enmascarado.

El albúm…





Luto Rosa

29 07 2015

LUTO ROSA INT

Explosivo y elegante es el retorno de El Señor, Pablo Marín Ángel al mundillo de las editoriales independientes esta vez como autor de la novela gráfica y/o cómic, Luto Rosa, una deliciosa pieza lograda en complicidad por esa gran escudería del cómic sudamericano Editorial Robot, ideal para disfrutar, juicioso con un tintico pues se trata de un caudernillo de 13 x 19 cms, doce páginas, forros y una camisa desplegable que logra una especie de póster o cromo con la calidad de ilustración y diseño gráfico bien reconocida en el hijo pródigo de Medallo, un iconoclasta que entre otros proyectos participa como co director general y de imagen para el Zinema Zombie Fest, cineasta y DJ de éxitosos sets como La Sudacateca, El Sudaca Nos Ataca y El Último Romántico por cierto que las páginas de Luto Rosa, bizarra pero concisa aventura ambientada en ese lugar de socialización por excelencia para el latinoamericano como es el velorio, incluyen su soundtrack, fórmula que nos gusta y que comienza a expandirse entre los autores, las recomenaciones musicales para esa lectur,a mismas que está embadurnadas en la escritura, algo que si es el caso como sucede con luto rosa puede resultar bastante atinado y divertido. Se los recomiendo mucho m’ijos.

The Killer Film. El Crítico Enmascarado.

Y para que no se aleje de su escencia esta recomendación también incluye una de las piezas musicales propuestas por el autor:

LUTO ROSA

11783955_10153139584709315_422824203_o





CINE BAJO TIERRA. Visiones, vivencias y convivencias del Festival Ecuador Bajo Tierra 3

7 01 2015

1521610_877151158978039_859775853006461258_nPor The Killer Film, el crítico enmascarado.

El cine es un lenguaje en constante transformación del cual emergen otras experiencias audiovisuales sumándose también a la experiencia histórica de la cinematografía, enriqueciendo y transformando en eterno retorno al lenguaje fílmico y audiovisual, ejemplo de ello son las miles de producciones realizadas con las variantes del video y el cine digital, el video HD, y otros formatos que han contribuido en las últimas décadas al desarrollo y transformación de la producción, distribución, exhibición, apreciación y consumo de la imagen en movimiento. En Ecuador existe un espacio que alberga un festín anual para el cine independiente, el cine-guerrilla, periférico, marginal, subterráneo, underground o más precisamente: bajo tierra, termino acuñado por la organización cultural Ochoymedio luego de plantearse y llevar a cabo una profunda investigación bien lograda para su divulgación en el libro Ecuador Bajo Tierra, videografías en circulación paralela escrito por Miguel Alvear y Christian León, de esta investigación derivó también la realización en 2012 del 1er Festival Ecuador Bajo Tierra, vitrina para el cine bajo tierra dirigido por el propio Alvear y Mariana Andrade, juntos dirigieron las tres primeras ediciones y el Centro Cultural Ocho y Medio (CCOYM) hasta antes de ser convocados por la alcaldía de Quito para laborar la Secretaría de Cultura de la Ciudad.

Echando raíces.

La organización Ochoymedio fue fundada en 2001 y comentábamos se ha convertido en una plataforma, referencia en cuanto a la gestoría y la promoción cultural ecuatoriana; primero logró consolidar su propia casa, el mencionado CCOYM en el barrio de La Floresta con propuestas que inicialmente emergieron desde la cultura cinematográfica y de las artes escénicas pero que se han ido desdoblado hacia otras disciplinas ampliando su oferta a conferencias, presentaciones de libros, festivales, conciertos, danza, cineclub, jams, librería y el delicioso servicio de La Cafetina, cafetería, restauración y más. Para saber más del interesante proceso de investigación en del que emergió el Festival EBT retomamos las palabras de la fundadora, productora, gestora y Secretaria de Cultura de la Ciudad de Quito Mariana Andrade:

“El asombro definió nuestro primer contacto con el cine “bajo tierra” en el año 2009. Para Ochoymedio “descubrir” este universo de películas que habían permanecido invisibilizadas en los circuitos comerciales y culturales fue como abrir una puerta a otra dimensión. Una dimensión que nos demostraba que más allá de nuestra forma de entender, hacer y ver cine, había mucho más, otros lenguajes, otras lecturas de la sociedad, otras formas de concebir, producir y comercializar el cine, que se movían al limite de lo políticamente correcto, bordeando la imperfección y la improvisación como formas de representación. Este era el cine “bajo tierra” que dio lugar a una investigación, plasmada en un libro y la primera edición del festival.

Cuatro años después el Ecuador Bajo Tierra rebasa para nosotros las fronteras de un festival, de una investigación. Significa un posicionamiento a través de este cine marginal, que sacude las certezas de la oficialidad y cuestiona, incomoda y vuelve a cuestionar. Abrimos las puertas a este cine por que creemos firmemente que la valoración y la visibilización de las cinematografías no profesionales o marginales es importante para comprender la cultura audiovisual ecuatoriana. Una cultura que, como comprobamos en esta tercera edición, se extiende y crea nexos con procesos similares en otros países.”

Con este perfil el EBT3 se llevó a cabo del 7 al 25 de mayo de 2014 en las ciudades de Quito, Guayaquil, Manta y Playas. Se ofrecieron títulos tan cautivadores, piezas de auténticas del cine bajo tierra como El Cruel (2012) de Francisco Chamorro Caidedo; Odisea de un Sueño (2013) de Irma Herrera presente en el festival; El Elegido (2012) de Almicar Elías Cabrera, Comuna Engabao (2014) de Libertad Gills o La Venganza de Juan (2012) del ya reconocido internacionalmente Nelson Palacios, uno de los autores más representativos del cine bajo tierra ecuatoriano. Pero Cine Bajo Tierra también emerge en otras situaciones y latitudes, por lo que también conformaron el programa, sobre todo a través del documental títulos como Arajuno Imaginario (Arnaud Alain, Francia, 2013); 90 Millas (Francisco Rodríguez, España, 2004), La Última y Nos Vamos (César García, México, 2007) y Arena Azteca Budokan (Orlando Jiménez, México, 2014) estrenado mundialmente dentro de este festival el día 8 de mayo con una gran verbena amenizada por el grupo Papaya Dada y en la que participaron antes de la proyección, espontánea y muy emotivamente los luchadores de la asociación WAR (Wrestling Alliance Revolution) que nos acompañaron en la proyección. El 15 de mayo en la ciudad de Guayaquil, Jiménez también presentó en el ITAE (Instituto de Artes de Ecuador) el documental Arena Azteca Budokan en compañía de los luchadores de la organización ROW (Revolution of Wrestling).

Video de Bernardo Arias con las incidencias luchísticas antes de la premiere del documental Arena Azteca Budokan:

Joyas del cine bajo tierra.

Tres películas llamaron poderosamente nuestra atención luego de tener pocos pero poderosos referentes de este tipo de cine, sin duda la docu-ficción Más Allá del Mall (Miguel Alvear, 2010) de la que ya hemos escrito (Chicharrón con pelos te invito un taco de la 5ª. Edición del Zinema Zombie Fest) resulta una de las introducciones más completas a esta cinematografía al dar cuenta de autores, títulos y de la forma de distribución a través de una piratería que en cuanto a la producción ecuatoriana se ha visto limitada y hasta cierto punto controlada, por la unión y acciones de muchos de los cine-guerrilleros más avezados y vanguardistas, que han colaborado con las instituciones estatales para lograr una más eficiente regulación de la distribución del cine ecuatoriano, en ediciones de DVD’s originales vendidos además de en locales establecidos, a través de los mismo piratas. Pero volviendo a los tres títulos que más nos atrajeron, ellos son…

Odisea de un sueño.

Como mencionaba, Irma Herrera la directora de Odisea de un Sueño estuvo presente durante el festival, fue un placer conocer a esta nunca tan bien llamada “señora-cineasta”, fui moderador del cine foro o cine debate en la proyección de su película como mencionaba en el CCOYM, ahí la profesora, actriz, guionista, directora, productora de cine, madre, esposa, ama de casa y comerciante tuvo una emotiva interacción con el público presente y es que la originaria del cantón de El Triunfo, provincia de Guayas, es una guerrera cuya mirada es bastante sensible pero al mismo tiempo crítica, la denuncia que su cine posee es aquella que surge desde el seno y punto vivencial de la familia, y por supuesto el tono del filme esta permeado sin chistar por la contundente presencia de una moraleja que comúnmente poseen las piezas más genuinas del cine bajo tierra ecuatoriano, las muchas historias que tienen al drama como uno de los géneros favoritos de los realizadores que bajo tierra, reflejan su cotidianidad, son su propio sujeto fílmico (la mayoría de las veces sus historias surgen de su propio ámbito familiar, de la vivencia personal), así hizo Irma con esta historia que mezcal las vicisitudes personales y de su familia, una mujer lucha para mantener unida a su familia contra la violencia familiar, la discriminación genérica y los problemas económicos. Su hija, (interpretadas madre e hija por las mismas Irma y su hija Johanna Alonzo) tiene el sueño y aferramiento de migrar a EUA clandestinamente, hasta lograrlo no sin sobrevivir casi milagrosamente y después de pasar por las experiencias más duras, la película es un raro tesoro en cuanto a los testimonios de ficción “bajo tierra” sobre las historias de los migrantes sudamericanos -y centroamericanos- que se fijan esta meta. Odisea de un sueño da cuenta las vicisitudes, tragedias, decrepitudes sociales e infamias humanas que tienen que pasar los migrantes en su éxodo hacía el norte del continente, sobre todo en su paso México. Irma es clara en la moraleja o lección de su película, en el cine foro lo reafirma: “no vale la pena arriesgar la vida y alejarse de la familia, confiar en gente sin escrúpulos por desesperación, más vale la familia, luego el marido se va, anda con otras, la mujer también se involucra con otros, se desintegra la familia… Realizar películas siempre fue el sueño de Irma Herrera por lo que con su propio dinero y tratando de tener algunas recuperaciones a través del cobro de entradas en las funciones de inauguración trata de financiar, su cine, propia odisea.

El Cruel.

La moraleja de El Cruel (2012) realizada en delicioso formato video casero, es “el que a hierro mata a hierro muere” aplicándose esta máxima de la sabiduría popular al oficio de sicario. Además de entretenida por su acción El Cruel resulta, por su lenguaje, escenarios naturales del puerto y el cantón de Esmeraldas, por su música y el propio formato de video casero un interesante y genuino testimonio sobre/desde las entrañas, del funcionamiento y dinámicas sociales del sicariato, en este caso hay un énfasis en la discriminación como potencializadora de su existencia, sus singularmente “familiares” formas de contratación y su función “social” y comunitaria. Matatá se vuelve un sicario sin escrúpulos, sus talentos musicales y buenos sentimientos nunca tuvieron una correspondencia y si muchos rechazos, toma dicho oficio y al mismo tiempo “cuida” su barrio y a su gente en Esmeraldas aunque ha tomado como oficio el asesinato remunerado por encargo, una historia de docu ficción ya que su director Francisco Chamorro Caidedo mejor conocido en el barrio como el Whatza o Gello Rap quien nos contó por Facebook:

“Mmm… Haber tengo 39 años. Hice el cruel por que relata parte de mi vida con un poco de ficción. Tuve un poco de apoyo de unos amigos y el resto fue idea mía, soy cantante de salsa-choke, he hecho una película que considero de bajo presupuesto, un cortometraje y actuado en dos películas, además tengo una peluquería… ”

La musicalización de la película es de lo más gozosa y adecuada con canciones Hip- Hop con letras al estilo MC, le sientan perfecto ya que generan cohesionadas a las imágenes caseras, un ritmo, tiempo y dimensión fílmicos permeados de una autenticidad que logra cautivar al espectador. Por momentos la prosa del guión del cruel es muy musical pues parece escrita también para que rimen ciertas frases, El Cruel nos hizo recordar algunas películas de Spike Lee y la música de Eminem… olvídenlo demasiadas personas… el cruel es el cruel…

Fotogramas de El Cruel:

Comuna Engabao.

Varias son las batallas del cine bajo tierra y el documental de Libertad Gills así lo confirma, Comuna Engabao es un retrato de la lucha ante el muy frecuente caso en América Latina de la invasión y el despojo de tierras pero al mismo tiempo, de la unión, la solidaridad y de algo desgraciadamente poco visto: la propiedad colectiva de las tierras y su defensa, el propio audiovisual enuncia: “Este documental es un acto de solidaridad con los comuneros, artesanos y pescadores de Engabao. Existen pocos lugares donde se practique un concepto de propiedad colectiva y comunal”. Testimonio de gran relevancia ante esta problemática extendida y constante, por momentos da la sensación de que Libertad Gills viajó por el tiempo, acudiendo a una cita con espíritus, seres primigenios en comunión con la tierra, con sus frutos, el agua, la arena, la música y el canto… afortunadamente para la memoria colectiva de esta comuna la voz de sus fundadores quedará por siempre en este documental para la formación y discernimiento de sus generaciones presentes y futuras, aquellos cuentan sobre la fundación de la comuna hace 30 años, sobre su pasado de miseria y los porqués de su organización y sobre su lucha ante constantes invasores. “todas esas historias yo las pasé pero como éramos muy fuertes lo supimos sufrir…” dice la longeva comunera Lucía Panchana García.

Esta comuna tiene varias riquezas, la principal es la humana con gente noble, trabajadora y sabia ante la vida, otra es la de sus tierras, su mar, playas y puerto por esto despierta la ambición de avaros y especuladores, si bien primero la comuna enfrentó a Álvaro Noboa al hombre más rico de Ecuador, quien se decía y actuaba como dueño de muchas tierras de la comuna pero que al serle requerido por el gobierno el pago de millones de dólares de impuestos por ellas y no pagarlos, le incautaron las propiedades para su remate a otro postor, en vez de restituirlas a la propiedad comunal. La lucha de Engabao por sus tierra continúa mientras estas leyendo estas líneas, un nuevo invasor ha llegado con el deseo de transformar el sitio en un lugar de descanso para los habitantes de los centros urbanos y cuyo beneficio sea acaparado por un solo dueño. No podemos dejar de mencionar que el trabajo de Gills contiene una magia especial que se denota en el acercamiento que logra con los entrevistados, en su tratamiento de imágenes y en un impecable audio. Los invitamos a sorprenderse con la entrevista que realizó a Gregorio Tomalá, quien volvió a saber lo que era escuchar nítidamente a través de los audífonos de la documentalista, “estos déjamelos decía”, al momento de la entrevista era el comunero más longevo con 95 años, falleció durante la postproducción del material. Escenas de impacto son las de un comunero a través del perifoneo en su auto, que va invitando a la comuna a la legítima defensa de su propiedad, mostrando además un aspecto de la comunicación en las comunidades: “Aló, aló, aló… compañeros del pueblo de Engabao les damos a conocer que los militares quieren arrebatar más de 10,000 mil hectáreas, a parte Novoa también y el hermano del señor Presidente allá en el puerto de Engabao ¡vamos a luchar de una vez por todas señor!, que el pueblo se levante, se alce, no vamos a permitir que nos quiten la tierra, por eso estamos informándolos con estos volantes, ¡acércate para que tengas conocimiento, vamos a defenderla a capa y espada… te invitamos a que participes a no dejarte arrebatar las tierras ancestrales¡ ¡que por derecho te corresponde a ti y a tus hijos! ¡vamos, vamos, en pie de lucha no nos vamos a dejar arrebatar las tierras! … pero vamos a defender las tierras de Engabao que le pertenecen al pueblo de Engabao, no les pertenecen ni a los militares ni a Álvaro Noboa…” Finalmente, como buen cine bajo tierra también este documental cuenta con su moraleja: “historia es historia” citando de nuevo a Lucía Panchana García. Le invitamos a seguir la huella del trabajo de Libertad Gills, una realizadora no del futuro sino del joven presente de Ecuador y el cine latinoamericano.

Fotogramas de Comuna Engabao:

Gángsta paradise.

Un placer incluido en el EBT3 fue el de la convivencia con los invitados especiales y compartir junto con ellos experiencias, convicciones y la visión de su trabajo o selecciones especiales de sus curadurías, fue el caso del maestro del suspenso colombiano Jairo Pinilla, del también cafetalero Rodrigo Duarte, uno de los directores del Zinema Zombie Fest de Bogotá y del comandante Fernando Cedeño comandante de las fuerzas del cine guerrilla ecuatoriano, muy activo e inquieto no solo por la realización de su propia obra sino por su compromiso con el derecho de autor y la distribución justa del cine guerrilla/bajo tierra, su acción ha sido sin duda transformadora al involucrarse en un movimiento constante que busca la cohesión entre los realizadotes independientes, su constante capacitación, la distribución justa y el trabajo con las instituciones que defienden el derecho autoral y la producción cinematográfica. Cedeño llamado “Quentin Tarantino ecuatoriano” originario del Cantón de Chone, provincia de Guanabí, ha realizado varios cortometrajes, documentales y los títulos Sicarios Manabitas (2004, probablemente la películas más vista del Ecuador), El Ángel de los Sicarios (2013); junto con Nixon Chalacamá escribió y dirigió los filmes Busca del Tesoro Perdido (1994) Avaricia (2000) y junto con Carlos Quinto Cedeño escribió y dirigió Barahúnda en la Montaña ( 2003).

El Zinema Zombie Fest presentó una programa especial, además de ser el Festival invitado y en cuya colaboración se logró llevar a Ecuador bastantes estrenos internacionales, como fue el caso de la película de apertura del festival Bushido Man (Takanori Tsujimoto, Japón, 2013) y una antología con los mejores largos y cortos de 5ª edición. Del viejo lobo de mar Jairo Pinilla el público pudo disfrutar de un par de charlas (una en Quito y otra en Guayaquil) además de la proyección de una antología de sus filmes Funeral Siniestro (1977), 27 Horas con la Muerte (1982),Triángulo de Oro (1983) y los cortometrajes Kondor el Mago (1975), Robo Macabro (1983), Un Pacto con el Diablo (2007) y Minuto Fatal (año no precisado). Por mi parte ofrecí la charla El Cinelátero, la lucha libre en el cine mexicano en el CCOYM en Quito y en la Universidad Católica en Guayaquil. Ambos colombianos y un servidor fuimos distinguidos con La Pinchagua Voladora, premio del EBT para los cineastas-cinéfilos anfibios. Esperando que el cine bajo tierra siga teniendo un espacio de plena expresión y creciente participación y convocatoria quedaremos al pendiente de la cuarta edición del EBT, y de las actividades de OchoyMedio invitando también a los cineastas independientes a seguirle la huella y no dejar de participar en este 2015 y posteriores ediciones.

Más  de Ochoymedio y del Festival ecuador Bajo Tierra en: http://www.ochoymedio.net/





Chicharrón con pelos… te invito un taco de la 5ª edición del Zinema Zombie Fest en Colombia (2013)

8 04 2014

Por The Killer Film el crítico enmascarado.

Ver buenas películas, hablar de ellas con algunos de quienes las realizan, las miran o logran que otros las miren. Disfrutar ir al cine. Interactuar con un público bastante participativo. Fueron actividades que pudimos realizar al asistir como “colados de honor” a la quinta edición del Zinema Zombie Fest en la ciudad de Bogotá, realizado en noviembre de 2013 y que estuvo dedicado a las Mujeres Locas, quienes por esta condición tuvieron prioridad para entrar, haciéndose presentes en multitud el día 6 en la Sala 2 del Multicine San Martín/Royal Films para la inauguración del festival más psicotrópico de América Latina. Con tal parche y al incumplir con el protocolo de seguridad anti máscaras reinante en el centro comercial en dónde se ubica el mencionado templo cinematógrafo, los guardias, gerente y habituales micro siervos me negaban el acceso a las salas, por ello no pude ver el corto Carne (Carlos Gómez, 2013) material con el que se abrieron los telones de la pantalla. Para nuestra fortuna meses antes en su visita a México, Rodrigo Duarte director del ZZF adquirió en el mercado de Sonora algunos polvos de “mírame-y-no–me-veas”, mismos que rociamos sobre nosotros volviéndonos invisibles, accediendo así a la sala justo a tiempo para el …

Premio "Toda una vida" departe del ZZF al realizador Jairo Pinilla. Foto: Juan Antonio Aperator.

Premio “Toda una vida” departe del ZZF al realizador Jairo Pinilla. Foto: Juan Antonio Aperator.

Homenaje a Jairo Pinilla

… maestro del terror psicológico casero a quien el ZZF entregó en representación de su servilleta el Premio a Toda una vida por su trayectoria cinematográfica antes de la proyección de la película de apertura, Tráiganme la cabeza de la Mujer Metralleta (Ernesto Díaz Espinosa, Chile, 2012). Jairo Pinilla -también reconocido en 2013 por el Festival Sitges – en esta ocasión externo su agradecimiento hacia los organizadores del ZZF quienes, dijo, al difundir su obra y el cine de género colombiano, están difundiendo en sí la imagen cultural de Colombia al proponer programas con películas de esa nacionalidad incluyendo las suyas en otros países como España, México, Argentina y Ecuador. Del cineasta caleño se proyectaron en el festival una antología de sus trabajos entre los que destacaron Funeral Siniestro (1977), 27 Horas con la Muerte (1982), Triángulo de Oro (1983) y La Silla Satánica (2013), además de participar con el público durante una sesión de preguntas y respuestas en el Teatrino de la Cinemateca Distrital el martes 12, al finalizar la conferencia Jairo Pinilla, buscando el público ente géneros de Pedro Adrián Zuluaga. Interesantísima sesión acompañada de fragmentos de películas, listados y diagramas con los que Pedro Adrián explora en las vertientes genéricas, rítmicas y referenciales en el cine y trayectoria de Don Jairo, quien de viva voz compartió con admiradores así como jóvenes realizadores presentes su experiencia y generosos consejos: “para hacer cine hay que hacer cine” dijo convencido en que las ideas y el talento deben conjuntarse creativamente con una buena planeación y realización de rodaje en el que deben siempre prevalecer las virtudes humanas sobre los medios, no creer que las películas las hace el computador… “parece que hoy vivimos los tiempos de: ¡computador… cámara… acción!” aseveró. Por su parte Zuluaga enfatizó en la conferencia que ante la trayectoria, talento y versatilidad de Pinilla no se le puede comparar como se hace a menudo injustamente con el cineasta norteamericano Ed Wood como ha pretendido mitificarle la prensa en los últimos años llamándolo el Ed Wood Colombiano y poniéndolo en el terreno de lo chafa. Desde este pequeño espacio insistimos en la idea de que toda una vida otorgado por el ZZF se entregue anualmente como “Premio Jairo Pinilla”, y que siga siendo destinado a realizadores del cine de terror y género de todo el mundo por su trayectoria. Pero como hay que atizarle a la chimenea o se nos enfrían los tacos continuemos con los pormenores del 5º ZZF en el que percibimos bien asentadas sus

Secciones, eventos e invitados especiales

Será enterrado vivo todo aquel que a estas alturas no comprenda que este festival dedicado no solo al cine de terror sino en general al cine fantástico, de géneros y que comenzó siendo un cineclub basa su dinámica en sus bien definidas secciones: las selecciones oficiales (en competencia) y en exhibición de largos y cortometrajes; El Futuro fue ayer, una sección dedicada a las retrospectivas; Zinema Zalvaje para las más finas antologías del cine más casposo y cutre en el orbe; Colombia ingenua, psicotrópica y salvaje para las producciones colombianas más precoces y Retratos del más acá para los documentales.

Dentro de los documentales el 5º. ZZF me encomendó proponer una selección especial llamada Lucha Libre con los títulos Máscara (Vincent Martorana, Francia, 2009), Tales of Masked Man (Carlos Dávila, EUA, 2013) y Los Exóticos (Michael Ramos-Araizaga, México-Alemania-Suecia-EUA, 2013), todos sobre el apasionante y diverso mundo de la lucha libre mexicana, además exhibimos el cortometraje Ruta de Emergencia (Guinduri Arroyo, México, 2013) sobre el vía crucis que realiza en protesta por la existencia de la Central Nuclear Laguna Verde en Veracruz, el luchador social enmascarado, El Ecologista Universal. En la sección oficial de largometrajes en competencia y también con referencias al pancracio se proyectó en el festival la delirante y pacheca animación Santos vs La Tetona Mendoza (Alejandro Lozano, México, 2012).

Un evento esperado con ansia, que está consolidándose como toda una tradición familiar para el público del ZZF es la función con película sorpresa ofrecida anualmente en el Teatro Esmeralda Pusycat para deleite de chicos y grandes; otro evento con expectativa fue la función musicalizada en directo, ofrecida en el Centro Cultural A Seis Manos (CCA6M,  a la vuelta de la Cinemateca Distrital) a cargo de Las Malas Amistades con la proyección del clásico silente Haxän, La Brujería a través de los tiempos (Benjamin Christensen, Suecia-Dinamarca, 1922). En ese lugar también se montó la exposición colectiva Mujeres Locas. Aquí de una vez mencionamos para quemar la chinampina que el concierto del grupo japonés The 5’6’7’8’s se pospuso por causas de fuerza mayor de último momento, no pudieron llegar las chicas desde Asia para tocar el día 8 pero igual de divertida dicen que estuvo la fiesta reprogramada quince días después. Así es el rock baby…

El jueves 7 fue día de Adrián García Bogliano. El director argentino radicado en México ofreció ese día la nutrida conferencia La Nueva Sangre con un panorama de los últimos 15 años de cine de terror en América Latina, además presentó también en el recinto de la 7ª n. 22 su filme Ahí va el Diablo (México-EUA, 2013) que comentamos al final de la proyección junto con él y el público. Ya por la noche nos dio la sorpresa al presentarse como DJ Marcato en el CCA6M y ambientar musicalmente la velada. Ahí va el Diablo escarba en la cotidianidad, a través de una historia familiar, para encontrar el hilo del terror que puede romperse estruendosamente con el corte provocado por las realidades más sórdidas, crudas e increíblemente cercanas. El horror no está a la vuelta de la esquina sino bajo el mismo techo. Leyendas ancestrales, mitos urbanos, cultura fronteriza, nota roja, mamás y papás siempre han denunciado… ¡ahí va el diablo!

Nahuales y Necros: Diario con la Muerte (ambos de México, 2013) fueron los títulos mexicanos cuyos directores estuvieron en la sala para presentar sus películas; el viernes 8, César García y el productor Christian Hernández del Colectivo Movimiento con quienes comentamos su bello filme Nahuales fue por demás interesante ver esta pieza del genuino cine indígena -que no indigenista- de México, basado en mirada, su historia, leyendas, en sus ricos escenarios naturales y en su también cruda realidad, nos llevo a reflexionar frente al público que a veces pretendemos cubrirla con lo ficticio pero también sobre como a la vez dentro el terreno fértil de la ficción se pueden conjuntar mitos y realidades. Este colectivo oriundo del estado de Morelos al igual que su filme cuenta con varias realizaciones, siempre abordando temas preferentemente de esa misma región en conjunto con sus habitantes. Su filme En la Arena (México, 2006) sobre la fraternidad de luchadores de Damián el Salvaje y otros luchadores-comerciantes del mercado en el Centro de Cuernavaca es otro ejemplo de ello. Volviendo a Nahuales es un documento fílmico que entremezcla el documental y la ficción, depositario de una historia oral que muchas veces se va con quienes la portan, en este caso las leyendas e historias de los ancianos morelenses de los tiempos de la Revolución Mexicana en el Siglo XX.

En cuanto a Necros: Diario con la Muerte, parte de su crew y Tonatihú Loza su director también charlaron en la Cinemateca Distrital el domingo 10, sobre su experiencia de haber filmado esta pieza con las personas que trabajan con cadáveres en el Servicio Médico Forense del Ministerio Público del Estado de México, institución mexicana dedicada a la investigación de crímenes mórbidos. Buen filme, de excelente fotografía y ritmo que recibió una respuesta bastante participativa departe del público colombiano con los que pudimos conversar al final de la proyección haciendo inevitables comparativos entre México y Colombia, por su proximidad y formas de relacionarse con la muerte. Tonathiu contó sobre las dificultades de rodar en una institución así, sobre los motivos que lo llevaron a rodar la película y los apoyos que recibió para lograrla (recibió el apoyo de Canal 22 tras aplicar en su 6ª convocatoria a realizadores independientes). También el público asistente mostró inquietud por la cultura mexicana, por fenómenos como el día de muertos, ahí los oriundos de Metepec y un servidor tuvimos que jugarnos la máscara ampliando la información con comentarios.

Casi que no logro levantarme de la lona por los impactos visuales recibidos en las funciones sabatinas del día 9 en la Cinemateca con Más allá de Mall (Ecuador, 2010) a las cinco de la tarde y luego a las siete con las premieres nacionales, todo ello con sus realizadores presentes, el quiteño Miguel Alvear y Erick Zuñiga director del documental Frankenstein no asusta en Colombia, Vincent Gil, autor del corto Los Asesinatos de la Noche Roja y Luis Venegas del también cortometraje Vida, Muerte y Renacer, producciones colombianas (2013, las tres) de estos noveles realizadores proyectadas por primera vez en su país en el ZZF.

En la primera caída estábamos aún apabullados al terminar de ver la más fresca que una piraña amazónica, Más allá del Mall cuando también charlamos entre el público y el realizador de esta especie de docu-drama o ficción- verité que se ha transformado en un verdadero paradigma audiovisual precedente y procedente de su contexto de realización: el cine ecuatoriano. Contaba el multidisciplinario Miguel Alvear sobre la ruta legal y regularizadora que ya caminan juntos a partir de la película los realizadores autodidactas sobre los que trata el filme –con enorme éxito y distribución en la piratería-, el resto de la industria “formal” del cine y el gobierno que han formado una especie de concejo para regular la distribución de este tipo de producciones y que algunos dividendos económicos de las ganancias por las ventas en la piratería puedan llegar finalmente a los realizadores. Los más destacados realizadores de este amazoniwood, meca del cine sudaméricano, son Nelson Palacios, Fernando Cerdeño y el actor Nixon Chalacamá: Cabe señalar que el proyecto de esta película nació además de una investigación publicada primero en un libro y al preguntarse sobre la historia y protagonistas el cine ecuatoriano. Llenas de sabor, color y hasta olor son las escenas en La Bahía el mercado pirata de Guayaquil y escenario del filme, así como los rampleos de películas como Sicarios Manabitas (Fernando Cerdeño, Ecuador, 2004), Tráfico y Secuestro al Presidente (Nixon Chalacamá, Ecuador, 2009) o En Busca del tesoro perdido(Fernando Cerdeño y Nixon Chalacamá, Ecuador, 1995) filmes de cineastas independientes que por supuesto están más allá del mall

…mismo caso del talento joven colombiano que más tarde estrenó en cancha propia sus películas con tremendo voltaje. Frankenstein no asusta en Colombia también surgió a partir de una investigación y publicación tomando forma de documental sobre el cine del género de horror en Colombia, cuenta con entrevistas a especialistas, realizadores, estudiosos, organizadores de festivales y demás personajes relacionados con este género que tiene rebosantes los ríos subterráneos que lo unen con la realidad social y la realidad de terror que existe tanto en Colombia como otras partes de América Latina. Por su parte la buena manufactura en todos los departamentos y al mismo tiempo la sencillez que muestran los cortos Los Asesinatos de la Noche Roja y Vida, Muerte y Renacer nos hacen afirmar que con la mano que ya muestran respectivamente como directores los noveles Gil y Venegas el cine colombiano y en especial el género del mello en Colombia gozan y gozaran por un buen tiempo con los recursos necesarios, la experiencia y dedicación sostenida de excelente salud.

Para terminar con los eventos especiales Muérdeme suavemente es el título de la novela editada por Reservoir Books sobre zombies y contemporaneidad colombiana de Fernando Gómez con quien presentamos su libro junto a los directores del festival en la Cinemateca Distrital. Ya estamos disfrutando sus líneas e ilustraciones bastante ad hoc al estilo del graffiti hecho con platilla que dotan a la publicación de una cierta esencia urbana.

Buffet sangriento…

Y como de películas y no de espinas de pescado se trata, le entramos de lleno a esta bandeja paisa fílmica llena de vísceras, ojos saltones, sobresaltos, sano entretenimiento y porqué no, buen humor. Con la proyección el domingo a las siete del filme Turkey and Dale vs Evil (Eli Craig, Cánada, 2010) los programadores se apoquinaron uno de sus mayores aciertos, divertida y disfrutable fue la pieza perfecta para un domingo por la tarde, interesante híbrido que mezcla los géneros del horror y la comedia y con el que se logró el raro efecto en el lobby de causar la extrañeza de quien pasaba por ahí, ya que desde la sala se escuchaban las risas del público mezcladas con los gritos de horror de la película. Las retrospectivas del brasileño Iván Cardozo y de cine mexplotation de México, este último cortesía del Feratum Film Fest dieron forma a la sección retrospectiva El Futuro fue ayer.

En la mesa de platillos orientales nos fascinaron en especial dos piezas, Bushido Man (Takanori, Tsujimoto, Japón, 2012) y The Fridge (Rico María Ilarde, Filipinas, 2012), la primera es muestra del cine artemarcialista actual y la segunda la delirante historia de una casa con vida, una hija y una madre ama de casa, obsesionada con su marido, que mucho nos recordó las leyendas urbanas de México sobre las tamaleras asesinas. En este buffet internacional también nos gustó mucho la sutileza y sangre fría mostrada en Cannibal Vegetarian (Branco Schmidt, Croacia, 2012) le historia de un ginecólogo que participa de actos clandestinos, Schmidt guía al espectador de principio a fin sobre la delgadísima línea de un suspenso que parece estar siempre a punto de romperse por alguna acción perturbadora sin que ésta llegue nunca, el miedo y asco se provocan sin necesidad de ser demasiado explícito en lo escatológico, caso totalmente contrario al de la película que el jurado declaró ganadora del festival: Thanatomorphose (Erick Falardeu, Canadá, 2012) sobre el decrépito proceso de descomposición y autodestrucción de una mujer hasta los últimos líquidos, ácidos y gases a los que puede reducirse la anatomía de un ser humano. Puede usted ir al baño para continuar con la lectura de esta reseña… ¡espere! por que olvidaba Gorotech: bienvenidos al planeta Hijo de Puta (Germán Magariños, Argentina, 2012) irreverente, escatológica, coprófaga, incestuosa, perversa-polimorfa, violenta y políticamente incorrecta, de corte crumbiano nos pareció la mejor representante del silvestre y libertario Zinema Zalvaje. Otros grandes aciertos de la programación fueron el cocktail de trailers de películas cutres Trailer War (Joe Dante, 2012) y Making Off Sangriento: Masacre en el Set de Filmación (Gonzalo Quintana, Argentina, 2012) ambas coinciden en ser realizaciones cinematográficas sobre y desde el cine mismo.

De los cortometrajes nos quedamos con la impactante belleza de Metaxu-Seq.01 de Kapel Furman (Brasil, 2013) y su pachamama zombie, también brasileño y lleno de acción se proyectó Desalmados ( Raphael Borhi y Armando Fonseca, 2012) y la enigmática Contranatura (México, 2013) de Lex Ortega basada en el caso de los perros asesinos en el DF durante ese año, del mismo director mexicano y también basada en hechos reales se presentó Atroz (México, 2012). Para morir de risa las propuestas de España, Eusebia (Pedro J. Poveda, 2013) es la historia de esa tía tejedora a quien todos deberíamos temer y que hace vudú al ritmo de un derecho y un revés con sus muñecos de trapo y el caso de los primeros zombies cristianos es Fist of Jesus de David Múñoz (2012) que pretende convertirse pronto en un largometraje. Es posible que Rubik’s Cube Terror (Sander Maran, Eslovenia, 2012) también arranque las carcajadas con las acciones del cubo violador aunque lo que más disfrutamos de este tipo de materiales, tal vez desde la perspectiva latinoamericana, es toda la información, miradas y sensaciones que nos traen estos cortitos acerca de latitudes que nos parecen a veces tan lejanas en lo geográfico y en lo cultural como puede ser Europa del Este, algo similar sentimos con Curiosity Kills (Sander Maran, 2012) de Estonia, con su rata de laboratorio asesina y que obtuvo una mención honorífica en el festival.

Deseando que su técnica para agarrar el taco este bien depurada o que esta reseña le ayude a dominar ese acto con maestría les recordamos que ya está ardiendo, preparándose en hornos a altas temperaturas entre sulfurosos azufres la sexta edición del Zinema Zombie Fest a realizarse en noviembre de 2014 y para afinar paladares o ya de plano a manera de mondadientes para los atascados les dejo algunos trailers, cortometrajes y algunas de las películas exhibidas en la pasada quinta edición ojalá les provoquen para buscarlas por sino las han visto… ¿más salsa? … son delirantes, espero que aún tengas hambre de imágenes si es así da click a:

Filminuto ganador 2013 de Raúl Vidales

Annelidas

ZZF 2013

The Fridge/Pridyder

Trailer War

Tráiganme la cabeza de la Mujer Metralleta

Making Off Sangriento: masacre en el set de filmación

Ahí va el Diablo

Contranatura

Nahuales

Necros diario con la Muerte

Frankenstein no asusta en Colombia

Más allá del mall

Thanatamorphose

Fist of Jesus (corto completo)

Gorotech: bienvenidos al planeta Hijo de Puta

documentales de lucha libre:

Tales of masked men

Los Exóticos

Máscara (películas completa V.O.F.S.E.)

artes marciales:

Bushido man