El Cineclub Bravo llega a la Cineteca Nacional

20 02 2020

El 3er lunes de cada mes, entrada libre

El Cineclub Bravo abrió su Temporada 2020 en la Cineteca Nacional con sesiones mensuales y líneas de programación para seguir el pulso del cine independiente y las escuelas de cine. Cada tercer lunes del mes se exhibirá una película perteneciente a un ciclo. Este tipo de programación junto con una charla entre los asistentes al finalizar la película y la publicación impresa y electrónica de crónicas, puntos de vista y reflexiones, son el distintivo del modelo del cineclub que desde hace 18 años, el Cineclub Bravo ha desarrollado en distintas sedes en la Ciudad de México. 

El cineclub es un espacio de encuentro alrededor del cine que revalora la convivencia comunitaria, pues el espectador tiene oportunidad de expresarse y participar, reivindicándose como un público crítico y dejando a un lado el papel de consumidor pasivo. El cine es arte, industria y entretenimiento y en “la cancha de juego” del cineclubismo, se vale discutir y hablar entre espectadores de estas aristas, a partir de sus impresiones de lo visto en la película.    

Colaborando con los productores de las películas y la comunidad de exhibidores alternativos de Cedecine para lanzar conjuntamente obras de gran valor, este trimestre nos asomamos a las fronteras sutiles y abismales en Tijuana, a los laberintos de la resiliencia y la solidaridad con los retratos de los trabajadores del SME que hace una década fueron despedidos injustificadamente y a las faenas amorosas de la educación en un pueblo chiapaneco. 

El diseñador Agustín Martínez Monterrubio, la socióloga-documentalista Claudia Loredo Ibarra y los comunicólogos Orlando Jiménez Ruiz y Gabriel Rodríguez Álvarez conforman desde la sociedad civil el grupo organizador del Cineclub Bravo, un espacio para la extensión de la cultura cinematográfica.

En la primera sesión, celebrada el 17 de febrero 2020, se proyectó Feliz Año Tijuana de Luis Deveze (México, 2018, 75 min.) del ciclo “Mextremos”, y atravesamos distintas fronteras geográficas, autobiográficas y colectivas. La película nos llevó también entre el realismo y la subjetividad, entre los géneros documentales y de ficción. La fuerza del cine está en desarrollar narrativas con riesgo e instinto para contar historias que rebasen los lugares comunes.

[Síganos en Instagram y Facebook como Cineclub Bravo]

Notas de prensa:

Marvin: https://marvin.com.mx/feliz-ano-tijuana-en-cineteca-nacional/

La Jornada: https://www.jornada.com.mx/ultimas/2020/02/19/feliz-ano-tijuana-cinta-sobre-la-riqueza-y-complejidad-fronteriza-1323.html