Reflejos y pulsos de las asambleas IFFS/FICC

6 11 2019

Desde hace más de 70 años, la Federación Internacional de Cine Clubes reúne a asociaciones de todo el mundo que, periódicamente, se reúnen para revisar sus líneas de acción. En sus primeras décadas, el trabajo alrededor de los jurados internacionales en diversos festivales marcó la principal actividad de los intercambios.

Asimismo, las asambleas generales han jugado un lugar clave desde las localidades que han acogido las reuniones, y cada encuentro ha tenido un sello de importancia por los temas abordados, así como por sus diálogos y colaboraciones con la UNESCO, la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) y museos como el MoMA. La primera ocasión que se celebró en América fue en La Habana, Cuba 1985 y en la célebre Asamblea General en Tabor, Checoslovaquia 1987, surgió la Carta de los Derechos del Público. En este siglo, los esfuerzos italianos permitieron celebrar el Festival internacional de Cine Clubes y sucesivas asambleas (Reggio Calabria, Matera y Loreto), así, reunieron una aldea global cineclubista que emitió nuevas cartas para fijar el rumbo y el pulso de la federación, cuyos desafíos no han sido simples y se mantienen vigentes en la difusión y distribución de otros cines.

El vigor de la FICC también se ha reflejado en publicaciones periódicas como los Cuadernos de los cineclubs (2010) y la conferencias mundiales organizadas en México y en Brasil (2008, 2009 y 2010) para exponer al público y a los especialistas, los perfiles y retos del asociacionismo cinematográfico en los albores del cine digital. En Recife, Brasil 2010 se organizó una asamblea como corolario a un lustro de intensos encuentros iberoamericanos que desarrollaron muestras, el catálogo Cinesud-cines del sur, jurados con Premios Don Quijote y la intervención en políticas públicas y modelos de educación y alfabetización audiovisual. En la anterior ocasión, en Hammamet Túnez 2013, la primera vez que se llevó la reunión a África, se reflejó el pulso y temperamento de la sociedad civil organizada en el mundo árabe. Han habido también pasos en falso que han desgastado las sinergias. La coyuntura actual en Portugal permite entrever y desear horizontes promisorios en los relevos generacionales y con la alternancia de latitudes, movimientos y transformaciones del cineclubismo, cultivando en el convivio y el pensamiento crítico, el ejercicio de los derechos humanos y culturales.

Gabriel Rodríguez, Cineclub Bravo-México

Federación Internacional de Cine Clubes





El Cineclub Bravo participa en la Asamblea General de la FICC en Túnez

29 03 2013

asamblea-tunez-2013-posterEl Cineclub Bravo participará en la Asamblea General de la Federación Internacional de Cine Clubes que se llevará a cabo del 1-7 de abril 2013 en Hammameth (Túnez), auspiciada por la Federación Internacional de Cine Clubes, con el objetivo de reunir a sus miembros afiliados para reflexionar, discutir y proponer líneas de trabajo, intercambio y desarrollo del asociacionismo cinematográfico. Por primera vez desde 1947 la Asamblea General tendrá lugar en África y en un país del mundo árabe. El encuentro en Túnez permitirá acompañar el momento histórico y revolucionario que está viviendo este pueblo. Construyendo lazos internacionales también la FICC pretende acompañar en el desarrollo de la democracia en Túnez. Con una tradición reconocida en numerosos países, los cineclubes viven hoy un momento en el que las tecnologías digitales e internet permiten una mayor comunicación y relación a través del cine en todos sus formatos y géneros. En representación del Cineclub Bravo estará Gabriel Rodríguez.

Además de las reuniones del Comité Ejecutivo, se llevarán a cabo proyecciones de películas y sesiones del fórum mundial de cineclubes con énfasis en la historia del cineclubismo tunecino y africano, y en perfiles particulares del cine, la oralidad y las publicaciones especializadas. El trabajo internacional de los cineclubes abarca todo tipo de públicos (infantil, juvenil, adultos, adultos mayores) a través de la programación audiovisual y la edición de boletines, revistas y programas. Está previsto el lanzamiento de la Carta de Cartago para conmemorar el centenario del cineclubismo.

PARTICIPAN

Afganistan, Alemania, Argentina, Bangladesh, Brasil, Bolivia, Burkina Faso, Catalunya-España, Canadá, Colombia, Croacia, Cuba, Chile, Dinamarca, Ecuador, Estonia, Filipinas, Francia, Georgia, Gran Bretaña, Hungría, Irlanda, India, Italia, Marruecos, México, Nepal, Noruega, Nueva Zelanda, Polonia, Portugal, Puerto Rico, Rusia, Suecia, Suiza, Sri Lanka, Ucrania, Uruguay