VÓMITO ARDIENTE DE CINE REVIVIENTE. Restos y resonancias de la 4ª edición del Zinema Zombie Fest (2012).

8 07 2013

Por The Killer Film, el crítico enmascarado.

Aburriéndonos tremendamente luego de la falsa promesa del fin del mundo y ya a la mitad de 2013, extrañamos la acción del festival de cine más psicotrónico de América Latina y del orbe. Sí, cual rancio pedazo de pizza bajo el cojín del sillón rescatamos después de un largo tiempo la siguiente reseña esperando que esa gran congeladora del tiempo llamada Internet, mantenga eternamente frescos para su consumo los recuerdos, anécdotas, visones y vivencias que se materializaron durante la edición del Zinema Zombie Fest que se llevó a cabo del 13 al 20 de noviembre de 2012, en la ciudad de Bogotá, Colombia, en dónde el más tullido baila breik y el más chimuelo masca muéganos.

Para los menos enterados debemos decir que ZZF es un festival de cine fantástico, de terror y subgéneros que ha logrado sostenerse y desarrollarse basando su propuesta en la congruencia, el trabajo, el rigor y la pasión por la diversidad de las miradas y de las cinematografías. Como en cada entrevista lo aclara uno de sus directores, Rodrigo Duarte, este festival no está exclusivamente dedicado al cine de zombies o gore, sino más bien a revivir todo tipo de cinematografías asesinadas por el olvido, la escasa o injusta distribución, la mala suerte o la ignominia.

En noviembre de 2010 el Zinema Zombie dejó de ser un cineclub que funcionaba solo por temporadas para adoptar también la infraestructura y dinámica de festival anual, en aquel primer encuentro dicté la conferencia vía skype: El Maldito Cine de Luchadores desde Normandía, de aquella experiencia a la actualidad he sido testigo del crecimiento de ZZF como organización, de la ampliación en sus actividades y de la diversidad de ofertas que acercan a un variado pero fiel y creciente público. Para esta cuarta edición asistí invitado a elegir el cineminuto ganador sobre el festival, a comentar y presentar en compañía de algunos de los realizadores sus filmes, hacerlos trizas y a impartir el taller Haga su máscara en la Cinemateca Distrital. Hablando de éste recinto, fue el epicentro de la programación del festival (160 títulos en total) que también se desplegó en el Auditorio Fundidores de la Universidad Central (ex Teatro México), en el Espacio 101, la sala de el Museo Nacional y el Centro Cultural a Seis Manos.

Apertura de sarcófago…

Fieles a su espíritu transgresor, desparpajado y de humor negro, los directores del ZZF, el mencionado Duarte y Pablo Marín Angel -más conocido en los bajos fondos de Medellín, Bogotá y la ciudad condal como El Señor Juanito- presentaron formalmente esta edición intitulada El Hombre contra la Ciencia en el Múltiplex Embajador de Cine Colombia acompañados del llamado Ed Wood colombiano: Jairo Pinilla, representantes de la embajada de México en Colombia, la prensa, el público asistente que abarrotó la sala y quien escribe bajo la máscara. Haciendo honor al subtema hombre contra la Ciencia, la película Frankestein: Day of the Beast (USA, 2011) de Ricardo Islas abrió con impacto el festival esa noche. Es posible que esta adaptación cinematográfica dirigida por el director uruguayo sobre la novela Frankestein o el Prometeo Moderno (1818) sea una de las versiones más apegadas a la escencia y época gótica de la pluma de Mary Shelley con el agregado de proponer una fusión con la historia de La Novia de Frankestein. Antes de esto y como un aperitivo que dejó excelente sabor de boca a la concurrencia, se proyectó Susto el berraco cortometraje dedicado al festival realizado por el maestro Pinilla quien hizo los honores al abrir pantalla. Así entre carcajadas y sobresaltos tuvimos claro que que el público del ZZF siempre está dispuesto a pasarla bien en esta fiesta audiovisual donde la exaltación y la exageración son un deleite para el espectador.

Largos…

El hombre contra la ciencia arrojó un interesante monstruo Frankestein como resultado de los zurcidos en el quirófano del departamento de programación, hubo de todos los géneros y formatos para destazar. Entre las películas de la Selección Oficial de Largometrajes a las que pude asistir estuvieron: El Resquicio (Colombia, 2012) presentada por su director Alfonso Acosta y la cual había estado meses antes exhibida durante un muy corto tiempo en la cartelera colombiana, esta película se suma sin duda a las buenas realizaciones que hoy en día muestran la buena salud de la cinematografía cafetalera; Malditos Sean de Demian Rugna y Fabián Forte (Argentina, 2011) excelente thriller que se propone en forma de episodios por sus tres historias, tiempos y personajes unidos por… el terror; Excisión (Richard Bates, USA, 2012) que nos acerca a los juegos mortales entre la mente y la carne de una adolescente socialmente marginada y hablando de abortos del sistema, divertida y sádica es la cinta canadiense Mon Ami (Robert Grand, 2012) una especie de Funny games enmascarada, en dónde el suspenso y el humor negro recorren de la mano una línea muy, muy delgada en la degradada realidad social del norte de América. Pero si de enmascarados psicóticos hay que escribir el título que lo provoca es Sonríe de Marcelo Leguiza (Argentina, 2012) que explora en el delirio sanguinario, explota la estética del videosnaff y no evita hacer referencia a clásicos fílmicos -viejos y nuevos- del regadero de sangre; otra albiceleste en esta selección fue Topos (Argentina, 2011) de Emiliano Romero a quien como invitado especial le tocó pasar al patíbulo del crítico enmascarado al final de la proyección, logrando la indulgencia por parte de un público muy participativo, durante esa comparecencia pudimos comentar mi sorpresa acerca de algo que antes no me parecía tan claro: la forma de realizar de muchos directores jóvenes en esta segunda década del Siglo XX, no es para nada complaciente con el público, muchos han regresado a lo imperativo de hacer sentir con las historias, de provocar sensaciones en el espectador a costa de lo que sea, Topos es un sudoroso filme hecho para apreciarse en una sala obscura, sus cerradas y densas atmósferas nos recuerdan en algo a las logradas por los maestros Luis Buñuel y Marco Ferreri.

Las películas Invasion From Alien Bikini (Young-doo Oh, Corea del Sur, 2011), Corazón: Ang Unang Aswang (Richard Somes, Filipinas, 2012) y Mondomanila (Khawn, Talandia, 2012) formaron una fusión oriental que logró la presencia de Asia en los Andes y en esta sección del festival.

Documentales y cortos.

A los documentales esta dedicada la sección Retratos del más acá, en esta edición solo se programaron 6 títulos ahí.  Disfrutamos a sobre manera On Vampyres and other symptoms (Celia Novis, España, 2011) un ensayo biográfico alrededor del realizador español José Ramón Larraz, sus cómics y su filme de culto Las Vampiras (1975); también se proyectaron Nadie inquietó más (Gustavo Mendoza, Argentina, 2009) sobre el actor y director hispano-argentino Narciso Ibáñez Menta; así como Cassandro, el Exótico (Michael Ramos-Araizaga, México-USA, 2010) sobre el luchador profesional mexico-americano Saúl Armendáriz. Del mismo realizador mexicano se proyectó Los Exóticos sobre la que con pesar tengo que decir que se proyectó sin pena ni gloria pese a que aborda el fantástico mundo de la lucha libre, el peculiar estilo de los exóticos dentro de este y resalta el importante lugar que se han ganado a pulso los homosexuales dentro de ese deporte espectáculo, sin embargo la condición de in progress del material enviado no ayudó mucho para que el público comprendiera un poco más sobre algo que de por sí no está muy presente (por lo menos no tanto como en México) en el imaginario colectivo colombiano. Los Exóticos ya debidamente terminado eso sí, tuvo la oportunidad de ser estrenado con bombo y platillo en la Cineteca Nacional de México dentro del Festival Mix de Diversidad Sexual en Cine y Video en mayo del 2013.

De la Selección Oficial de Cortometraje vimos Caterwaul (Ian Samuels, USA, 2012/ 14 min.), I Spyders (William Allison, UK, 2012/ 20 min.), y una presentación especial tuvo Vienna Waits for you (Austria-Chile, 2012 / 27 min.) de Dominik Hartel, a la que acudió el productor chileno Diego Breit quien también se expuso frente al público para evadir los hachazos del crítico enmascarado, además de ello compartió sus vivencias dentro de esa producción filmada durante su estadía en la Academia de Cine de Viena en donde el profesor de dirección es Michael Heneke. El amor, el paso del tiempo y los nuevos encuentros son las manecillas del reloj con las que se miden algunas esperas, me gustó este corto con cierto sabor a tinto chileno, krainer-wurst y poesía de Neruda. En cuanto a más de los cortometrajes y sus realizadores también pudimos conversar con Luisa María González realizadora del muy bien logrado corto La Cripta (Colombia, 2012/ 13 min.) y conocimos al realizador mexicano Omar Jacobo quien presentó La Invasión de los Vampiros REDUX (México, 2012/ 7 min.) fuera de concurso y directamente encontrada y rampleada del mercado de pulgas del barrio de la Portales en D.F.

Talleres y actividades complementarias.

Y como decía en ZZF no todo es calentar butaca, para los más inquietitos también hubo llamado y para eso tuvimos los talleres Haga su Máscara en dónde animamos a los participantes a descubrir a través de gustos y fobias al personaje que llevan dentro y el cual impartí a una docena de personas; ya como tallerista tuve la fortuna de convivir y aprenderle algo a Kapel Furman, uno de los especialistas más prestigiados en efectos especiales, make-up FX, prostéticos y otras técnicas para ilusión audiovisual, quien acudió desde Sao Paulo para compartirnos en un par de sesiones su carpeta audiovisual y algunos de los trucos más sencillos si lo que usted quiere es producir sangre, carne humana, piel, vísceras, heridas mortales, etcétera, para sus filmes… como recuerdo de aquel gran encuentro el querido Kapel me obsequió ¡una uña del legendario Zé do Caixão!. Durante nuestra estancia en Bogotá pudimos alimentarnos en uno de los lugares más propositivos de la ciudad, en cuya carta siempre se anticipa la comida fusión: El Centro Cultural A Seis Manos, pero no solo eso, ahí mismo presenciamos la noche del miércoles 14  la deliciosa función musicalizada por el grupo Mugre del clásico Nosferatu (W. M. Murnau, Alemania, 1922) y hasta salimos con la segunda producción discográfica de los hermanos Bonil El niño y la Ciencia (2012). Sin olvidar por supuesto la urgente salida que del lugar tuve que hacer al aeropuerto so pena de perder el vuelo, ya con unos rones antioqueños encima y por la que olvidé mi zombipaquete después de gozar de la hilarante y cruda Pastorela (Emilio Portes, México, 2011) y de haber teniendo que dejar a una princesa de la belleza afrodescendiente en medio de una jauría de zombies…

El viernes 16 se proyectó una película sorpresa que al no acudir nunca supimos de que título se trataba pues así se estipula en la invitación, esto fue en el Teatro Esmeralda Pussycat, la única sala para el cine porno que sobrevive en Bogotá y ese mismo día llegó proveniente de Medallo el gran historiador e historietista Álvaro Vélez Truchafrita para dictar la conferencia el Hombre contra la Ciencia pero el motivo principal de su visita era  divertirnos juntos en la fiesta que corrió a cargo esa noche de María Daniela y su Sonido Lasser en el Subterráneo. Para sanar el guayabo la cita fue a  medio día del domingo 18 en Chapinero, en la deliciosa cocina Distrito Gayina, memorable encuentro con los invitados además de por fin pude charlar a full con el gran crítico musical Don Alirio y degustar las mejores arepas dulces de este lado del barrio. Además durante nuestra estancia y gracias al  festival también aprendimos dónde conseguir hielo seco en la ciudad y dónde encargar canapés que nunca llegarán para los cócteles.

 El diseño está podrido.

Dentro de toda esta gran gama de actividades que mantuvieron a los organizadores durante una semana cercanos a un botiquín de primeros auxilios destacó la exposición montada en la galería del lobby de la Cinemateca Distrital e inaugurada el 15 de noviembre: El Diseño está podrido de Pablo Marín Angel aka el Señor Juanito con el recuento de la producción visual creada ex profeso para la organización desde 2004. Sin duda un caso interesante y digno de desplegarse de esta manera pues dentro de los festivales de cine y hasta dentro de los cine clubes (que muchas veces funcionan basando su imagen en convocatorias o no van más allá de un logotipo) es atípico el caso de este diseñador gráfico que ha dotado a Zinema Zombie de una identidad gráfica consistente, contundente y colocada tanto a nivel global como local, a través de múltiples aplicaciones que van desde los carteles (codiciados por los coleccionistas), los flyers, invitaciones, calcomanías, plotters hasta los soportes digitales como su página web, banners, uso en redes sociales, etc. Les dejamos dentro de la galería de imágenes que complementa esta reseña lo que promete ser la imagen 2013 con la temática de Mujeres Locas…  ¿qué más parce? prepárese porque la cita es del 30 de octubre al 6 de noviembre de 2013 en Bacatá.

Más referencias, información  e  imágenes en http://www.zinemazombie.com/


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: